Seleccionar página
Mujeres

Mujeres

Ya se acaba la noche. Este despertador es verdad que suena un poco a cascajo. Tiene las campanillas duras como el demonio, y cada día, a las seis en punto, ahí que está, desde que nos lo regaló padre para la boda. Don Alfonso, el gerente, con su acento argentino, les...
No somos iguales

No somos iguales

No somos iguales. Sigo sin entender por qué la diferencia ha de ser erosionada hasta la desaparición, por qué nos empeñamos en forzar los extremos hasta que encajen en el molde, por qué es malo ser distinto. No somos iguales. Aprendí de la vida lo que nadie me enseñó:...