Jugar con ventaja

Jugar con ventaja

Sin pena y con gloria.     Esta ha sido mi breve historia personal con el virus. Un catarro. Nada. La intrascendencia absoluta.    Como la de otros muchos, quizás la mayoría, afortunados de gozar de una genética propicia o por tener la suerte de jugar...
La era de Oritrón

La era de Oritrón

Se me amontonan las emociones y no puedo más que dedicar las pocas horas que le quedan a este año que se cierra a compartir mi repentina revelación trascendental: Hemos entrado, al fin, en una nueva era: la Era de Oritrón. El virus no es sólo biología, sino que, casi...