Seleccionar página
Señal y ruido

Señal y ruido

Confiaba en que la humedad del otoño y la lana de las mantas salvaran el poco calor que compartíamos. Pasaba horas recordando los buenos tiempos, demasiado lejanos para obviar la distancia, aunque tan vivos y presentes que seguían enganchados a la carne. Hablábamos...
Sencillo

Sencillo

Lo quiero sencillo. Sencillo y vivo, como un jardín sin escondites, un paisaje de sonidos o un gesto que te invita. Sencillo y lento, como el tiempo sin relojes, la lluvia que moja sin empapar o el amor que se respira. Sencillo y calmado, igual que el sueño de un...
Te quiero mucho

Te quiero mucho

Mario no quiso coger su mano, ni darle el primer beso rutinario de cada encuentro. Ante el imprevisto, Eva se quedó expectante. —Bueno, es que, verás, tía… Me molas, ¿sabes? Me molas mucho…. Sí…. Era temprano para que los niños tomaran los columpios y llenaran el...
Sostener y soltar

Sostener y soltar

Estabas en la cama, despertando cada día de un sueño profundo y hablando, a tu manera, con la nebulosa de gestos y sonidos que a duras penas escapaban de la parálisis que te amarraba. Tu cerebro era un campo de batalla con demasiados vacíos que la enfermedad dejaba a...