Seleccionar página
La imposibilidad del olvido

La imposibilidad del olvido

Antes rompíamos las fotos y quemábamos las cartas. El teléfono sólo era para hablar y además estaba en el salón. Punto. Cuando se acababa todo, se acababa. Éramos afortunados sin saberlo. Pero hoy no. El rastro es palpable. La presencia de los otros nos envuelve sin...
Sostener y soltar

Sostener y soltar

Estabas en la cama, despertando cada día de un sueño profundo y hablando, a tu manera, con la nebulosa de gestos y sonidos que a duras penas escapaban de la parálisis que te amarraba. Tu cerebro era un campo de batalla con demasiados vacíos que la enfermedad dejaba a...